Amor a pesar de la distancia

Después de 11 años separados, al fín pudieron estar juntos

Amor a pesar de la distancia

Amor a pesar de la distancia

Cuando Irina y Woodford McClellan se casaron, no se imaginaron que pasarían otros 11 años hasta que pudieran estar juntos nuevamente.

A principios de la década de 1970, Irina estaba viviendo en Moscú, donde trabajaba para el Instituto de Economía Mundial y Relaciones Internacionales. Fue allí donde conoció a un profesor estadounidense llamado Woodford McClellan. Irina y Woodford se enamoraron y se casaron dos años más tarde, en mayo de 1974. Sólo un poco más tarde, en agosto, la visa de Woodford se venció y tuvo que abandonar la Unión Soviética y volver a casa.

Woodford trató de visitar a su esposa en Moscú, pero se le negó la entrada en varias ocasiones. A su vez, a  Irina se le negó el permiso para salir del país sin explicación alguna. Los dos recién casados ​​tuvieron que celebrar sus aniversarios de matrimonio con tarjetas, fotografías y llamadas telefónicas.

Más de 11 años después, Irina finalmente recibió la luz verde para viajar  a los Estados Unidos. A finales de enero de 1986, luego de un largo viaje, llego al aeropuerto internacional de Baltimore-Washington. Su marido, a quien había visto por última vez hace una década, la esperaría en el aeropuerto a miles de kilómetros de distancia, al verla la saludó con entusiasmo y los brazos abiertos.

Esta historia no fue fotografiada ni documentada por los reporteros, ya que no lograron capturar el momento del  reencuentro conmovedor, sin embargo esa hermosa historia fue relatada en un libro de Amor en Rusia, donde la historia fue nombrada como la lucha de un marido por 11 años, la libertad para poder expresar su amor y estar nuevamente juntos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Shares